Noticias
09/10/2019

La enfermera Marisa de la Rica Escuín, vocal de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), se ha alzado por segundo año consecutivo con el Premio de Investigación Enfermera ‘Don Ángel Andía’, otorgado por el Colegio de Enfermería de Zaragoza. En esta ocasión, el trabajo premiado lleva por título ‘El sentido de la dignidad del paciente oncológico en el final de la vida’.

 

Marisa de la Rica Escuín (tercera por la derecha), tras recibir el premio en el Colegio de Enfermería / FOTO: Colegio de Enfermería de Zaragoza

El proyecto reconocido en la duodécima edición de estos galardones tenía por objeto conocer «qué significa la dignidad para el paciente con una enfermedad oncológica en el final de su vida y cómo vive y manifiesta los factores y aspectos que influyen en ella, es decir, determinar el sentido de la dignidad expresado por los propios pacientes«.

Para ello, explica Marisa de la Rica, «utilizamos el Inventario de la Dignidad de H. M. Chochinov, concretamente la versión validada al castellano en 2015″. Este modelo fue diseñado en 2002 por este reconocido psiquiatra canadiense especializado en cuidados paliativos, y se compone «de 25 ítems enfocados a evaluar el distrés del paciente al final de la vida como medida inversa a la dignidad«. Este malestar emocional «se expresa en problemas relacionados con pérdida de autonomía y ansiedad, limitaciones funcionales y preocupaciones existenciales».

La mayoría de los pacientes del estudio relacionó la pérdida percibida de dignidad con varios factores clasificados en las tres dimensiones analizadas en el trabajo. Así, en la dimensión de la enfermedad destacan «la presencia de síntomas físicamente angustiosos, la pérdida de autonomía, la incertidumbre respecto a la enfermedad y al tratamiento, la preocupación sobre el futuro y el desánimo».

Mientras, en la percepción de pérdida de dignidad correspondiente a la dimensión personal «prevalece el sentir que ya no soy el que era, el sentirse una carga para los demás, la pérdida de sentido o propósito de la vida y la pérdida de control sobre la propia vida por otro». Por último, el principal factor asociado a la dimensión social es el de «no sentirse apoyado y/o comprendido por su entorno más cercano».

«Aunque parece que existe una clara diferencia entre dimensiones, no se debe olvidar que la persona es un ser holístico, y estas dimensiones deben considerarse desde una perspectiva más integradora, perspectiva en la que la experiencia física de la enfermedad es inseparable de su influencia tanto en la identidad personal como en la relación con otros, es decir, en el contexto social», recalca la autora principal del proyecto.

La entrega del Premio de Investigación Enfermera Don Ángel Andía tuvo lugar en el marco del acto que cada año organiza el Colegio de Enfermería de Zaragoza para dar la bienvenida a sus nuevos colegiados.

La Comisión Científica encargada de la evaluación de los trabajos presentados al XII Premio de Investigación Enfermera Don Ángel Andía también ha concedido un áccesit a María Luisa Lozano del Hoyo por el trabajo Evaluación de indicadores de pie diabético pre y post intervención de formación.

La institución colegial entrega cada año estos galardones gracias al apoyo brindado desde la Agrupación Mutual Aseguradora (AMA), patrocinadora del certamen científico. En su edición anterior, De la Rica también se alzó con el premio por su trabajo Valoración de la necesidad de atención paliativa de pacientes crónicos avanzados en el momento del alta hospitalaria, realizado junto a Ana García Barrecheguren y Ana María Monche Palacín, también profesionales de Enfermería.

 

Volver




 
SECPAL © 2014
Paseo de La Habana 9-11. 28036 Madrid.
Tel. (+34) 91 992 00 28