Noticias
15/06/2022

v El Prof. Carlos Centeno, director del Grupo ATLANTES, aboga por crear condiciones en los equipos que despierten interés por investigar y aprovechar las oportunidades de financiación para nuevos proyectos que ofrece la Unión Europea

 

v Destacados investigadores en el ámbito del final de la vida piden generar alianzas entre grupos y lograr una mayor intervención de los pacientes para demostrar la eficacia y rentabilidad de los cuidados paliativos

 

Palma de Mallorca, 15 de junio de 2022 – Avanzar en la investigación en cuidados paliativos es crucial para consolidar la asistencia integral al final de la vida en España, donde todavía más de 80.000 personas mueren cada año sin la atención adecuada, en parte por la falta de reconocimiento de la especialidad.

Para profundizar en este aspecto, destacados expertos de grupos de investigación consolidados en España participaron en una mesa redonda titulada ‘Cómo investigar en Cuidados Paliativos y no morir en el intento’ organizada en el marco del  XIII Congreso Internacional de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), celebrado en Palma de Mallorca entre el 9 y el 11 de junio.

El Prof. Carlos Centeno, del grupo de investigación ATLANTES Global Observatory of Palliative Care, designado este año centro colaborador de la OMS para la Evaluación del Desarrollo de Cuidados Paliativos en el mundo, considera que en España “hemos alcanzado la madurez en la investigación en cuidados paliativos”, con estructuras consolidadas por todo el territorio nacional (Navarra, Barcelona, Madrid, Andalucía) y nuevos focos de investigación en atención primaria y especializada. A su juicio, ahora es necesario “atreverse un poco más y crear condiciones en los equipos de Cuidados Paliativos para que surja un mayor interés por investigar”, con herramientas como sesiones bibliográficas periódicas, reuniones con otros equipos próximos, facilitar la asistencia a cursos y congresos especializados y aprovechar la sinergia de estudiantes y residentes, con el objetivo de “llevar los estudios hasta el final”, pese a las dificultades.

Todo ello, en un contexto internacional en el que saltan las “alarmas” porque “la investigación en cuidados paliativos se está deteriorando, y se repiten los mismos temas de análisis”, como señala el profesor Centeno, aludiendo a la advertencia de Barry R. Ashpole, experto con 15 años de experiencia como observador de los estudios en torno a la asistencia al final de la vida. A pesar de ello, es el momento de “aprovechar las oportunidades que se nos brindan en Europa con varias líneas de financiación de proyectos desde la Unión Europea”, recalca el director del Grupo ATLANTES.

 

Ventajas y desventajas de una especialidad no reconocida

En la misma línea, el Dr. Joan Llobera, jefe de la Unidad de Investigación de Atención Primaria de Mallorca, indica que, si bien el ámbito de los cuidados paliativos ofrece ventajas para crear conocimiento “por su multidisciplinariedad y la diversidad de equipos en Primaria y hospitales con funciones de liderazgo”, se enfrenta al hándicap de “no estar reconocido como especialidad y tener poco atractivo comercial”.

Por eso, pide “aprovechar al máximo los recursos públicos de investigación sanitaria”, como las unidades de investigación de atención primaria y especializada, así como los institutos y los centros en red a nivel nacional (CIBER), creando “objetivos de largo recorrido, que estén en la agenda de los equipos, de acuerdo con proyectos cada vez más ambiciosos que persigan resultados de salud”.

Un ejemplo de éxito en esta estrategia ha sido la Red de Investigación InvesPaL de Madrid, que desde 2017 ha logrado “que en el 76% de los recursos de cuidados paliativos de la comunidad haya un referente en investigación”, como ha indicado la Dra. Magdalena Sánchez Sobrino, responsable de la Oficina Regional de Coordinación de Cuidados Paliativos del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

Se han aprobado en esta red 11 proyectos clínico-asistenciales, siete de ellos multicéntricos, y el objetivo ahora es “generar alianzas con otros grupos y redes de investigación para impulsar la mirada paliativa en el sistema sanitario y avanzar hacia la equidad”.

 

 

En el ámbito de la investigación clínica, el Dr. Manuel Castillo, especialista en la Unidad de Cuidados Paliativos del Complejo Hospital Universitario Nuestra Señora Candelaria de Tenerife, presentó los resultados sobre el desarrollo de “escalas para abordar gran parte de los problemas clínicos en pacientes con enfermedades avanzadas”. Incluso con herramientas tecnológicas, como AvanzaT, se puede “monitorizar a los pacientes que están en casa a través de escalas validadas antes de recibirlos en la consulta”.

Insertar los cuidados paliativos a nivel académico

Un salto cualitativo en el impulso a la investigación en el campo de los cuidados paliativos es lograr su consolidación en el ámbito académico, “un viaje” necesario que ejemplifica el Prof. Xavier Gómez-Batiste, director de la Cátedra ICO / UVic-UCC de Cuidados Paliativos, pionera en el Estado español y que, entre otros proyectos, mantiene activo el ‘ResiCOVID-19’ para la evaluación del impacto de la pandemia en las personas y organizaciones del ámbito residencial.

A juicio del experto, “aunque empieza a haber estructuras de investigación y resultados en cuidados paliativos”, todavía queda camino para “convencer a los talibanes biomédicos de la financiación pública de que no somos hippies, sino profesionales que nos dedicamos a atender a personas con valores”. Es necesario, ha añadido, seguir avanzando “hacia modelos de investigación más colaborativos y flexibles, con una relación líquida y menos jerárquica”.

En paralelo, “es muy importante incorporar la investigación en el nivel asistencial o docente en el que estemos y con lo que podamos”, ha afirmado el Dr. Francisco Cruz, experto en investigación al final de la vida como director del Grupo CTS-436 Aspectos Psicosociales y Transculturales de la Salud y la Enfermedad y miembro del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) de Granada.

Entre las dificultades que detecta este investigador, ha resaltado que existen “pocos estudios de intervención que evalúen la eficacia y rentabilidad de los cuidados paliativos” y las “barreras en el reclutamiento de los pacientes”, ante lo que ha pedido “mejorar estrategias para facilitar los estudios”, entre ellas, la incorporación del Big Data, fomentar los grupos cooperativos y avanzar hacia una investigación más clínica que involucre a los profesionales e incorpore a los enfermos.

Hay que “apuntar bien a la diana, tener una idea factible, saberla difundir y hacer una buena redacción científica” para poder lograr “un hueco en la investigación de excelencia”, ha dicho, por su parte, el Dr. Josep Porta Sales, especialista en el Institut Català d’Oncologia.

 

Volver




 
SECPAL © 2014
Paseo de La Habana 9-11. 28036 Madrid.
Tel. (+34) 91 992 00 28